¿Cómo se fabrican la gasolina y el gasóleo?

Como se fabrican la gasolina y el gasoleo

El petróleo es uno de los recursos energéticos más importantes de todo el mundo. Cada año, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se consumen 100 millones de barriles de petróleo en todo el mundo. De ese número, 29 millones tiene como algún vehículo u otro dispositivo con motor a diésel (gasóleo) y otros 26 millones a coches a gasolina. 

La demanda de gasolina y gasóleo aumenta todos los años. Y todo parece indicar que esta tendencia continuará a pesar del auge de los vehículos híbridos.

Una persona solo tiene que esperar unos minutos para que su coche sea surtido con combustible  en alguna estación de servicio. Pero detrás hay todo un proceso químico -muy complejo- que permite que el petróleo se transforme en combustible. 

En este artículo detallaremos cómo se fabrica la gasolina y el gasóleo; conocerás todo lo que conlleva este proceso.

Del fondo de la tierra, al depósito del coche

Los combustibles fósiles -como el petróleo- no está presente en la naturaleza; no existe un árbol que lo dé o un manantial de donde emane. Lo que sí existe son los yacimientos de petróleo crudo; siendo Venezuela el país con más reservas de este recurso.

El petróleo es un líquido negro y bastante espeso que está mayormente compuesto por hidrocarburos. Se formó en un proceso que tardó millones de años y su origen está en las grandes cantidades de materia orgánica que fue sometida al calor y a la presión de la tierra, quedando atrapada en yacimientos naturales. 

¿Cómo se produce la gasolina?

La gasolina -el principal combustible en los automóviles y motocicletas- se consigue del petróleo crudo, que está en el subsuelo, en depósitos subterráneos o submarinos. Una vez que el petróleo sale de esos pozos, pasa a ser almacenado en tanques inmensos. 

Después, el petróleo se transporta a las refinerías -por tuberías, buques o trenes- para que allí se le realice una serie de procesos químicos que permitirán la obtención de la gasolina. 

En la refinería, el petróleo crudo es sometido a un proceso que se conoce como destilación fraccionada. Allí, se calienta el crudo hasta su punto de ebullición, que es a los 400° C, para luego captura el vapor en una torre de destilación. En este punto se separa en una variedad de materias primas. 

El producto que se obtiene de este proceso, se envía para que sufra refinaciones adicionales que lo purifican. Finalmente, se mezclan una serie de productos para crear gasolina regular o premium, según los aditivos de cada compañía refinadora. Como hemos explicado, normalmente existen dos tipos de combustible: gasolina 95 o gasolina 98.

Una vez obtenida la gasolina, esta se envía a los diferentes centros de distribución y de allí a las estaciones de servicios. Puedes estar tranquilo si piensas que en este proceso, la gasolina puede caducar, ya que debe pasar bastante tiempo para que pierda alguna de sus propiedades.

¿Cómo se obtiene el gasóleo? 

El gasóleo, que también se conoce diésel, se consigue de la misma forma que la gasolina. Se utiliza la torre de destilación en el que se introduce el petróleo crudo y se caliente. El vapor que se condesa se utiliza para grasas, aceites pesados y fibras textiles.

Después, ese vapor condensado se vuelve a calentar y de allí se obtiene el fuel oil. Y cuando este se vuelve a destilar, se conseguir el gasóleo

En el mercado se pueden encontrar tres tipos de gasóleos. El tipo A, que está diseñado para vehículos de automoción; el gasóleo tipo B, ideal para maquinaria agrícola, barcos y otro tipo de vehículos y el gasóleo tipo C, que está hecho para calderas de calefacción, ya que tiene un alto nivel de parafina, que aporta nivel calorífico.

El gasóleo -en algunos países le dicen gasoil- es un producto más pesado que la gasolina y su evaporación ocurre más lentamente, pero tiene un mayor poder calorífico. Por eso mayor poder energético y gracias a un mejor proceso de combustión, el gasóleo es un 30% más eficiente que la gasolina. 

Sin embargo, para producir el gasóleo se necesita un 25% más petróleo que al producir gasolina. A pesar de esto, se pueden contar algunas ventajas del gasóleo sobre la gasolina.

Entre la gasolina y el gasóleo existen muchas diferencias, la más importante radica en su impacto en el medioambiente. La gasolina, por ejemplo, emite una mayor cantidad de dióxido de carbono (CO2); mientras que el gasóleo produce más cantidad de óxidos de nitrógeno y hollín. Para mitigar este efecto, los coches diésel utilizan AdBlue como elemento catalizador.

Al igual que existen diferencias en su fabricación, también existen diferencias en su uso. Por este motivo, recomendamos revisar antes de repostar que el surtidor elegido sirve el combustible de nuestro vehículo. Echar gasolina a un coche diésel o gasóleo a un coche gasolina, puede acarrear graves problemas internos si no se subsana a tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =