¿Qué hacer si te quedas sin gasolina?

Qué pasa si me quedo sin gasolina

En primer lugar, aunque suele ser muy obvio, no es una buena idea dejar que el coche se quede sin combustible. A pesar que suele ocurrir a menudo en la realidad, es bastante sencillo de evitar. Esta “avería” suele ser más común de lo que se piensa, además de sucederse otras averías que puede tener tu coche en verano.

Otro punto que se debe tomar en cuenta es que todos los vehículos, poseen un medidor de combustible que suele (debido a su propósito) indicar que disminuye la cantidad de combustible. Asimismo, la mayoría de los vehículos, y en especial los modernos, permiten determinar cuántos kilómetros ha dejado en su tanque. Por lo que es muy difícil que la situación suceda.

Pero puede suceder, a veces por descuido o simplemente malos cálculos. A veces todos los avances tecnológicos dan una falsa sensación de confianza. A pesar de los anuncios, existen momentos en que las circunstancias son distintas, puede ser que el vehículo marque una cantidad de combustible, pero la exigencia de la ruta hace que se acabe antes de lo previsto.

¿Qué ocurre si el tanque se vacía por completo?

Si bien la idea de tener que caminar cinco kilómetros hasta la estación más cercana o sentarse en el automóvil al costado de la carretera esperando la asistencia en la carretera es lo suficientemente mala, quedarse sin combustible puede hacer más que simplemente desgastar sus zapatos o dañar su orgullo.

Esa situación puede causar daños al vehículo. Lo primero que suele ocurrir es que el motor se apagará y procederá afectar toda la asistencia posible dentro del vehículo lo cual hará difícil llegar hasta una estación de servicio.

La dirección empezará a frenarse como consecuencia de que el vehículo se queda sin energía. Una recomendación de los especialistas es que tan pronto como sienta irregularidades en el vehículo, busque un lugar seguro para apagar el coche. Recuerde que el motor se apagará y perderá toda la asistencia de “energía”. Aún puede conducir y frenar, pero será mucho más difícil que cuando el motor está en marcha.

Cuando un automóvil o camión se queda sin gasolina, la bomba de combustible puede apagarse ya que depende del combustible para enfriamiento y lubricación. Esto podría no suceder la primera vez, pero si quedarse sin gas se convierte en un hábito, es probable que ello ocurra.

En los coches más viejos, corre el riesgo de que se ensucie o se corroa la línea de combustible además del filtro. Si al llenar el tanque de gasolina el automóvil no enciende nuevamente, existe una gran posibilidad de que la línea de combustible o el filtro se hayan obstruido. Pero todo dependerá el coche y la ubicación del elemento.

Además, dependiendo de su automóvil, es posible que tenga un problema con los sedimentos de su tanque de combustible que se introducen en el motor cuando baja demasiado, y eso no es algo positivo para el vehículo.

¿Qué se debe hacer cuando te quedas sin gasolina?

Una vez detectado el problema y detenido el vehículo en un lugar seguro del camino, se deben colocar las señalizaciones respectivas y comenzar a hacer llamadas telefónicas para solicitar asistencia.

Es importante determinar que el vehículo empieza a trabajar de una manera distinta. Al detectar esa situación debe detener la marcha tan pronto como sea posible.

Luego es recomendable solicitar ayuda. En la medida que sea posible se debe trasladar a un lugar seguro. Si necesita dejar su automóvil, ya sea para esperar la asistencia en el camino o para caminar a una estación y buscar combustible, ate algo a su antena para alertar a otros conductores.

La instrucción primaria es mantenerse a salvo. Confíe en su instinto. Si no parece un lugar seguro para caminar, no lo haga. Cierra las puertas y espera ayuda en la que puedas confiar. Cuando vuelva a agregar gasolina al automóvil, es probable que se inicie a los pocos minutos de arrancar el motor.

¿Cómo evitar quedarte sin gasolina?

En términos simples, se debe prestar atención, ello puede ahorrarle un montón de problemas. Comprobar el indicador de combustible y poco a poco conocer el vehículo para determinar cuánto recorrido se puede alcanzar con el tanque lleno.

Afortunadamente, los vehículos modernos suelen rendir bastante el combustible, pero si no se toma en consideración y el tanque llega al fondo, pueden generar problemas en los inyectores por la suciedad que se suele acumular.

Al igual que quedarte sin gasolina, quedarse sin batería es otro de los grandes miedos de cualquier conductor, más aún si este lleva poco tiempo conduciendo o no sabe demasiado de mecánica. En estas situaciones, siempre recomendamos lo mismo: mantener la calma, llamar al seguro y, ante todo, buscar nuestra seguridad y la de los demás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 4 =