Cómo poner las cadenas de nieve al coche

Cómo poner las cadenas de nieve al coche

El invierno es una de las épocas más bonitas del año, especialmente en los países donde suele caer la nieve. No obstante, para muchos esta situación suele generar problemas a la hora de conducir si no se cuentan con los accesorios adecuados. En este periodo, has de saber muy bien cómo conducir de forma segura en invierno, así te evitarás posibles sustos al volante.

Según la visión de muchos especialistas, si se viaja regularmente a las montañas o áreas nevadas, tarde o temprano se tendrá que usar cadenas en los neumáticos o llantas. Un proceso que para muchos suele ser algo complejo. Todo esto, además de proteger tu coche de las heladas, ya que un vehículo que sufra condiciones bajo cero continuamente, acabará por desgastarse más de la cuenta.

Afortunadamente, en la actualidad, poner las cadenas al coche es un proceso sencillo, a diferencia de años anteriores donde las cadenas no eran tan maniobrables y requerían de un cierto tiempo para ajustarlas. En este sentido, los especialistas sugieren comenzar por obtener el juego ideal para su vehículo y modelo de neumáticos.

Las cadenas de ajuste rápido son más simples de poner y quitar. Siguiendo las instrucciones correctas, donde se explica paso a paso su método de colocación y principales consejos de seguridad, permitirán un mejor viaje sobre la nieve.

Una de las principales recomendaciones de los expertos tiene que ver con practicar la colocación de las cadenas, preferiblemente en un lugar seco, así se sentirá cómodo poniéndolas al momento que lo requiera.

Lo segundo que se debe determinar es la ubicación de la tracción del vehículo. Si este presenta tracción delantera, será en ellas donde se coloque la cadena para los neumáticos. De lo contrario si es de tracción trasera será en las ruedas o llantas posteriores.

Recuerde que existen vehículos con tracción total o en las cuatro ruedas, sobre este caso particular es recomendable consultar con los expertos o verificar el manual de usuario, el cual generalmente explica la colocación de las cadenas para estos casos.

Cómo colocar las cadenas

  1. Desenredar las cadenas
  2. Colocarlas en la rueda
  3. Acoplar los extremos
  4. Conectar los ganchos
  5. Verificar la forma de diamante
  6. Conectar los otros extremos
  7. Ultimar las conexiones
  8. Repetir en el resto de ruedas

Al momento de iniciar con la colocación de las cadenas es conveniente desenredarlas. Sosteniéndolas firmemente es necesario verificar que las cadenas no estén enrolladas unas sobre otras.

Luego, recordar que las cadenas deben colgar sin apretar, y los ganchos de metal que se ven a lo largo de las secciones amarillas y azules deben estar lejos para no dañar los neumáticos.

Se deben colocar las cadenas en la llanta y conectar el cable. Dejar las cadenas en el suelo y empujarlas detrás del neumático, primero con el extremo del cable amarillo, del lado derecho al izquierdo.

Una vez que las cadenas estén centradas detrás de la rueda, agarre ambos extremos y tire de ellos hacia arriba sobre la parte superior del neumático. Debes sentir las cadenas contra el eje. Esto le permitirá conectar fácilmente los extremos amarillo y azul del cable deslizando un extremo dentro del otro y poniéndolos en su lugar.

Posteriormente se debe conectar el gancho rojo. Ahora que el cable está en la parte superior, busque el gancho rojo directamente opuesto a la conexión del cable. Conecte el gancho rojo a la derecha al primer enlace dorado disponible a la izquierda.

Se debe verificar la forma del diamante, en este sentido se debe empujar la cadena conectada sobre la parte superior del neumático. Debería ver la forma de diamante en las cadenas contra su neumático, entre cada uno de esos diamantes está el riel central que debe colocarse en el centro de la banda de rodadura del neumático.

Conecte la cadena roja a lo largo de la parte inferior. Ahora que el cable está conectado en la parte superior, busque el gancho rojo directamente opuesto a la conexión del cable. Conecte el gancho rojo a la derecha al primer enlace dorado disponible a la izquierda. Empuje la cadena conectada sobre la parte superior del neumático.

La parte inferior de las cadenas incluye una cadena roja con bungee a la derecha y una guía de la cadena a la izquierda lo cual se debe sacar hacia la persona que está conectando las cadenas.

Tome la cadena roja y pásela por la guía y tire lo más fuerte que pueda con ambas manos. No tire con el bungee. A medida que tira, uno de los eslabones de la cadena se introducirá en la muesca de la guía de la cadena roja, bloqueándolo en su lugar.

Usando el extremo elástico de la cadena roja, introdúzcalo a través de uno o ambos lazos rojos y asegúrelo a una cadena dorada opuesta a los lazos rojos. Si no puede pasar a través de ambos bucles, no hay problema, tire firmemente a través de uno y conéctelo a una cadena lateral a la izquierda del bucle.

Todo el proceso se debe repetir en la segunda llanta. Al finalizar el proceso debe conducir algunos metros para darle oportunidad a las cadenas de relajarse y acomodarse de mejor manera a los neumáticos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 10 =