¿Cada cuánto tiempo debo pasar la ITV?

Cada cuánto debo pasar la ITV

Muchos conductores no saben con cuánta regularidad deben pasar la ITV, que es la Inspección Técnica de Vehículos. Este no es más que un examen obligatorio del estado técnico del coche y es un tramite al que deben someterse todos los vehículos, sin excepción. Los únicos que no están obligados a hacerlo son los que fueron dados de baja.

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) se hace con la intención de prevenir problemas de seguridad que surjan a consecuencia del mal estado de algún componente, asegurar la buena condición de la mecánica del coche, proteger el medio ambiente controlando el nivel de emisiones de gases contaminantes del motor y certificar que el coche en cuestión cumple con todas las exigencias legales.

La periodicidad con la que se debe realizar la Inspección Técnica de Vehículos depende del tipo de coche y cuál sea su antigüedad.

Es sabido que poseer un automóvil dota, automáticamente, a su dueño de una serie de deberes y responsabilidades que tienen que cumplir con toda la seriedad posible, por su bien y el del resto de los conductores.

¿Cuándo debo pasar la ITV?

Como señalamos al principio de este artículo, la gran parte de los conductores desconocen la frecuencia con la que sus vehículos deben pasar el examen de ITV. Pero aquí queremos despejar esa duda.

La frecuencia con la que se debe rendir el examen de la Inspección Técnica de Vehículos está reglamentada en el Real Decreto 2042/1994 del 14 de octubre y modificada en el Real Decreto 711/2006. Allí se establece el tiempo que debe trascurrir para realizar la ITV.

Una de las primeras incógnitas que tienen los dueños de vehículos de primera matriculación es cuáles son los trámites que deben hacer para hacer el examen de la ITV por primera vez.

Lo común es que el dueño reciba una carta en su domicilio donde se le recordará la proximidad de la fecha en la que se realizará la inspección. Si la carta no llega, el propietario debe calcular el tiempo desde la fecha de matriculación, la cual se encuentra en el permiso de circulación, para tener una idea de cuándo se debe hacer la prueba.

Por otro lado, si ya se realizó alguna revisión técnica y se desea saber cuándo se debe volver a hacerla, se puede consultar el reverso de la tarjeta de la ITV para encontrar la fecha de validez de la última inspección.

Uno de los criterios a tener en cuenta para elegir el coche de segunda mano adecuado, es comprobar si este vehículo ha superado con éxito las inspecciones de la ITV y cerciorarse de la próxima fecha para la revisión.

Según el tipo de vehículo, cada cuánto se debe pasar la ITV

A continuación, dejaremos un listado con la periodicidad con la que se deben someter al examen de la ITV los vehículos más frecuentes.

Ciclomotores: Los de primera matriculación y con menos de tres años de antigüedad están exentos. Sin embargo, a partir del tercer año la revisión se deberá llevar a cabo cada dos años.

Motos, quads y cuadriciclos: Estos están exentos de la primera matriculación. A partir de los cuatro años de antigüedad, la revisión se debe realizar cada dos años.

Turismos particulares: Los vehículos de este tipo con menos de cuatro años de antigüedad están exentos. Cuando tengan de cuatro a diez años de antigüedad la inspección se deberá hacer cada dos años y a partir de los diez, años cada año.

Conducir un vehículo sin la ITV en regla puede acarrearle sanciones al propietario, que pueden llegar hasta la inmovilización del vehículo. A esto debemos sumarle el peligro que corre el conductor y el resto de las personas.

¿Qué documentación se necesita para pasar la ITV?

Al momento de ir a realizar el examen de la ITV es necesario que el conductor tenga a mano todos los documentos que necesita para el trámite. En este caso, para la Inspección Técnica de Vehículos se requiere del permiso de circulación del coche y la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos.

¿Qué sucede si un coche no pasa la ITV?

Al realizar la inspección de la ITV, el conductor puede encontrarse con tres resultados: inspección favorable, ITV desfavorable y la ITV negativa.

En el caso de obtener un “desfavorable”, la comunidad autónoma te dará un plazo para arreglar el problema y te otorgará una nueva fecha para volver a realizar la inspección. Con la ITV negativa, tendrás que arreglar el fallo sin poder conducir el coche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =