Averías por tener el coche parado mucho tiempo

Los coches son máquinas complejas, las cuales requieren de mantenimiento constante para mantenerles en condiciones. Si bien es normal querer proteger lo más posible tu coche, la forma de hacerlo no es aislándole y dejándole parado por mucho tiempo. Siendo esta la forma que muchas personas piensan que es ideal para conservarlo en buen estado para una emergencia.

Pero hay un problema con esto, y es que el coche puede sufrir averías si no es usado en largos periodos de tiempo. Cuando hablamos de cifras elevadas como el periodo de cuarentena que hemos sufrido, es cuando se empiezan a complicar las cosas. Presentando problemas más allá de la posibilidad de que la batería se descargue, y siendo este el menor de los problemas posibles presentados a corto plazo.

Los coches deben de encenderse con cierta frecuencia, hay que ponerlos en marcha para que sus accesorios no se dañen. También se podrían formar planos en las ruedas o en los cojinetes, los cilindros se podrían oxidar, debido a que el aceite no circula por el motor al estar parado por tanto tiempo, entre muchas otras posibilidades.

A continuación te hablaremos sobre algunas de las partes del coche que pueden sufrir mientras más tiempo pase sin ser usado el coche. Si lamentablemente has sufrido alguna de estas averías en tu coche seminuevo, ten muy en mente qué cubre la garantía de un coche de segunda mano, ya que puede ayudarte en estos casos.

¿Qué les pasa a los neumáticos si están parados mucho tiempo?

Los neumáticos son parte fundamental de cualquier coche, y cualquier evento que les pasa afectará de forma negativa al movimiento del mismo. Como resulta obvio a primera vista, los coches son muy pesados, y al ser los mismos neumáticos los que deben de lidiar con este peso, pueden sufrir de una deformación si se mantiene un peso constante sobre estos por mucho tiempo. Como seria dejando parado el coche por meses.

Es recomendable dejarlo apoyado en borriquetes para evitar las deformidades. También tienes la opción de hinchar con un poco más de presión de la recomendada por el fabricante los neumáticos. De esta forma la cubierta no quedara tan plana apoyada en el suelo, evitando mayores deformaciones.

¿Qué pasa si no se usa el aire acondicionado?

Esto es algo a lo que muchos recurren únicamente cuando realmente hace calor, o en el invierno ya que también sirve para desempañar los cristales en esa época. Pero es un error solo usarlo en épocas de calor, porque su sistema posee elementos los cuales requieren que fluya el gas encargado de enfriar para mantener lubricados los componentes. Aunque siempre hay que tener en cuenta en qué situaciones es mejor elegir entre bajar las ventanillas o poner el aire acondicionado.

Partes como el filtro y el compresor, todas estas necesitan entrar en contacto con el aire frío que proviene del aire acondicionado para mantenerse frescos. Así que es recomendable usarlo por lo menos una vez al mes por unos cuantos minutos, no importa si realmente hace calor o no.

¿Sufre el motor al arrancarlo después de un tiempo?

Los motores son otra parte fundamental de cualquier coche y una de las averías más comunes si el coche ha estado sin moverse durante mucho tiempo. Es normal pensar que mientras más se usen más se desgastan y por lo tanto que lo mejor es no ponerlo en marcha para aumentar su vida útil, un gran error.

Los propulsores necesitan ser usados con cierta regularidad para no estropearse, y si bien algunas veces las averías que esto causa pueden ser reparadas fácilmente con algo de gasolina y piezas nuevas. La forma correcta de hacerlo requiere de ciertas comprobaciones para saber concretamente que le pasa al motor antes de usarlo.

Si el motor no es usado este no girará, al no girar el aceite se escurre hacia el cárter dejando otras zonas de este completamente secas. Al mismo tiempo generando oxido en el cilindro, provocando que los pistones se peguen, y una serie de problemas internos.

¿Puede haber fugas de aceite sin mover el coche?

Una fuga de aceite es de lo peor que le puede pasar a un coche que ha estado parado durante un largo periodo, algo que tiene más probabilidad de ocurrir si el coche no es usado en mucho tiempo. Todos los accesorios que garantizan el mantener el aceite en su lugar necesitan de estas en constante contacto con este para mantenerse hidratados.

Al estar el propulsor parado por mucho tiempo las gomas empezarán a secarse y agrietarse así como encogerse en algunos casos. Y si bien podemos notar con relativa facilidad una fuga externa, el problema es cuando la fuga es interna, ocasionada por los retenes de las guías de válvulas. Podremos notar que algo anda mal si al acelerar y soltar el pedal se puede ver un humo azulado.

Además de todos estos inconvenientes, el verano ya ha llegado y las temperaturas están subiendo. Por este motivo, hay que tener en mente las averías que puede tener tu coche en verano y hacer especial hincapié en aquellos elementos más susceptibles de sufrir con el calor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =