¿Qué coche elegir en 2020, diésel o gasolina?

Que coche elegir en 2020, diesel o gasolina

La decisión de comprar un coche es importante, sobre todo cuando se trata de elegir el modelo. Al momento de hacerlo, se deben tomar en cuenta diversas consideraciones significativas como: marca, precio, espacio, motor y también qué tipo de combustible necesita éste: ¿diésel o gasolina?

Ahora, ¿por qué importa el tipo de combustible que necesita un coche? Pues, cada combustible tiene ciertas características que hacen de su consumo más atractivo o más amigable con el ambiente o no. Y son estas las razones de peso que hoy en día han hecho que alguno de los dos –diésel y gasolina– se posicione más en el mercado.

Y ¿quién está ganando la popularidad de consumo a nivel global hoy? Pues, la respuesta es: la gasolina.

Pero para poder entender el por qué, primero se debe conocer qué significa el uso de cada uno de estos combustibles.

¿Qué son el diésel y la gasolina?

Tanto el diésel como la gasolina son compuestos de hidrocarburos que se utilizan mayormente como combustibles en el área automotriz a nivel mundial. Sin embargo, cada uno tiene particulares que le caracterizan y diferencian entre sí.

El diésel, también conocido como gasoil o gasóleo, es un carburo líquido que se compone principalmente de parafinas y proviene tras un proceso de destilación de petróleo. Ha sido utilizado desde principios del siglo XX en automóviles, tras la creación del motor diésel a manos de la compañía francesa Citröen, aunque también juega un rol en la calefacción.

Por su parte, la gasolina, también un hidrocarburo líquido derivado del petróleo se usa igualmente como combustible para automóviles, así como en otras aplicaciones como estufas y/o lámparas. Los primeros motores de combustión interna se crearon en Alemania a finales del siglo XIX. Dentro de la gasolina, también podríamos elegir entre gasolina 95 o 98, ya que este combustible presenta dos tipos muy conocidos hoy en día.

Lo que diferencia al diésel de la gasolina, además de su composición o formulación química, son sus niveles de combustión, lo cual hace que en un tipo de motor tenga mayor rendimiento que otro.

Los precios de cada producto también varían en el mercado, esto dependerá siempre de la demanda en cada región, regulaciones, impuestos por tipos de uso, entre otros.

¿Cuál es mejor: diésel o gasolina?

Cuando se va a comprar un coche es importante entender que aquellos que usan diésel no tienen el mismo motor que los que usan gasolina, pues para poder “procesar” cada combustible, los motores deben estar construidos bajo ciertos parámetros… Y aunque hay similitudes, la forma en cómo se enciende el combustible diverge en cada tipo. Es por ello, que se habla de motores diésel y de combustión interna.

Por lo tanto, un coche con motor diésel no puede ni debe ser llenado con gasolina, ni viceversa. Y aquí viene la pregunta del millón: qué pasa si echo diésel a un coche gasolina o qué pasaría si echo gasolina a un coche diésel. Lo más esencial en estos casos es no arrancar el vehículo y contactar con tu seguro.

Pero más allá de todo esto, ¿por qué elegir entre uno u otro? Pues, aquí enumeramos algunos puntos cruciales. En cuanto a coches diésel, se pueden observar las siguientes ventajas y desventajas.

Ventajas y desventajas de coches diésel

  • Ventajas: El diésel suele ser más económico que la gasolina en muchas partes del mundo, aunque la diferencia ya no es significativa dada la creciente imposición de impuestos y regulaciones. Otro punto, es que un coche diésel consume menos combustible. Son motores resistentes, no necesitan tantos cuidados y son duraderos.
  • Desventajas: En la actualidad, el diésel ha bajado su consumo por la emisión de CO2 que genera, pero más que todo por generar dióxido de nitrógenos y ciertas partículas muy dañinas para el ambiente y la salud pública. Es más contaminante que la gasolina en cuanto a partículas en suspensión.

Sobre los automóviles que usan gasolina, los puntos a consideras son los siguientes.

Ventajas y desventajas de coches gasolina

  • Ventajas: Los motores de gasolina permiten alcanzar mayores velocidades y potencias, por lo cual son más usados en coches deportivos de altas prestaciones. Además, los automóviles que usan este combustible –aunque necesitan más cuidados- son más económicos y el uso de este carburo no está tan regulado a nivel mundial.
  • Desventajas: El consumo es mayor y también genera más CO2, aunque no es tan contaminante como el diésel en términos totales de partículas en suspensión.

Elegir entre un coche diésel o gasolina no es tarea sencilla y también depende mucho de las necesidades o el uso que se le vaya a dar al vehículo. En Factory Motor contamos con años de experiencia y te asesoraremos lo mejor posible para que el coche de segunda mano que te lleves sea el que mejor cumpla tus expectativas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 1 =