Cómo funciona un coche eléctrico

Como funciona un coche electrico

No es un secreto para nadie que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años y se ha afianzada en la industria automotriz. 

Para sorpresa de muchos, los coches eléctricos llevan años existiendo, sin embargo, es hasta ahora que se han vuelto un auge debido a las condiciones ambientales de la actualidad. Actualmente, tenemos en el mercado varios tipos y clases de coches eléctricos, pero hoy nos vamos a centrar en cómo funciona un eléctrico 100%.

Sería ambicioso afirmar que los vehículos eléctricos han sido creados únicamente para ayudar a preservar el medio ambiente, pero lo que sí es un hecho es que las alteraciones ambientales, y la preocupación que estas conllevan, han logrado impulsar el interés por este tipo de vehículo tan novedoso y particular. Es por ello que cada vez aparecen más coches eléctricos circulando por la ciudad.

A pesar de que actualmente son más comunes, aun muchas personas se preguntan: ¿Cómo funciona un coche eléctrico?

Funcionamiento de un coche eléctrico

El sistema interno de los coches eléctricos puede llegar a ser mucho más sencillo que el de los coches convencionales a combustible. 

Estos coches cuentan, básicamente, con uno o más motores eléctricos que obtienen energía de una batería, la cual tiene la capacidad de ser recargada mediante la red eléctrica. A su vez, gracias a este sistema, el coche puede empezar a andar sin ningún problema y se podrá disfrutar de un recorrido enteramente satisfactorio. Además, cabe destacar que, debido a que se utiliza una fuente de almacenamiento de energía que alimenta a todo el vehículo, las emanaciones de gases nocivos para la salud y para el medio ambiente queda en el pasado, ya que no es necesario utilizar ningún tipo de combustible, como gasolina o diésel, en los coches 100% eléctricos. 

Ahora bien, entrando en detalles, los vehículos eléctricos cuentan con ciertos elementos indispensables para un funcionamiento correcto. En primer lugar está el motor eléctrico, el cual puede ser uno o varios, dependiendo del modelo en cuestión. El motor eléctrico se encarga de impulsar el coche, es decir, este convierte la energía eléctrica en energía mecánica para lograr mover el vehículo. Además, el motor también se encarga de aprovechar la energía cinética, al momento de desacelerar o frenar, de esta forma recuperando la energía y almacenándola en la batería. 

Cómo cargar un coche eléctrico

El cargador del coche eléctrico es otro elemento indispensable y característico. Todos saben que la batería se recarga gracias al cargador, pero ¿en realidad conocen cómo funciona?

De forma simplificada, el cargador se conecta a la red eléctrica, adaptando la electricidad que recibe en corriente continua para de esta forma poder conservar la energía dentro de la batería. 

Es importante destacar que el cargador se puede conectar a una toma eléctrica doméstica común o a un Wallbox y de esto dependerá el tiempo de recarga. En una toma domestica común el coche puede tardar aproximadamente unas 8 o 10 horas para recargar la batería en su totalidad, mientras que conectado a un Wallbox significa una carga rápida, la cual puede durar unos 30 minutos en promedio. 

Entonces, el cargador se conecta a una toma eléctrica y de esta recibe corriente continua, en este momento es cuando entra en acción otro de los elementos indispensables dentro del funcionamiento de los vehículos eléctricos, el inversor.

El inversor recibe la corriente continua y la transforma en corriente alterna, necesaria para que el motor comience a trabajar, al igual que la iluminación del coche, el reproductor de música y el panel de control con los indicadores de distancia y velocidad. Posteriormente, llega a intervenir el controlador, el cual, como su nombre lo indica, es el encargado de controlar que la corriente eléctrica se distribuya de forma correcta según corresponda. 

Aunado a esto, otro elemento imprescindible en cualquier coche eléctrico es, claramente, la batería. 

La batería podría llegar a considerarse el segundo elemento más importante, ya que de su capacidad dependerá la autonomía del coche y el precio del mismo. Las baterías más utilizadas en los modelos actuales son las de iones de litio y su capacidad puede llegar a variar.

En resumidas cuentas, un vehículo eléctrico se mueve gracias a uno o más motores eléctricos, los cuales a su vez funcionan aprovechando la energía que proporciona la batería recargable. Al mismo tiempo, cuando se agota la batería, esta se puede cargar fácilmente en una toma eléctrica y dependiendo del tipo de conexión, si es carga rápida o no, puede estar listo para un nuevo recorrido en unos cuantos minutos u horas. 

Si estás pensando en comprar un coche eléctrico, estás de suerte. Todavía sigue activo el incentivo del Plan MOVES y Plan Renove 2020, así que no lo dejes más y aprovecha esta oportunidad para poder ahorrarte unos miles de euros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 4 =