¿Qué tipos de radares de velocidad hay en España?

Tipos de radares en España

Un radar es un sistema utilizado para la detección y medición de distancias por radio a través del uso de ondas electromagnéticas para la distancia, altitud, dirección y velocidad de un objeto estático o en movimiento. Este se aplica en la meteorología, control de tráfico tanto aéreo como terrestre y se le dan además usos militares.

Una de las causas de muerte más comunes ocurre por la poca precaución de los conductores al no levantar el pie del acelerador. En otras palabras, el exceso de velocidad, y una de las medidas para tratar de prevenir más casos son los radares medidores de velocidad.

Existen distintos tipos de radares pero los principales son los radares fijos los cuales se encuentran al borde de la carretera y tienen una señal marcándola su proximidad. Luego están los radares móviles son aquellos que pueden estar camuflados en coches de la policía o por otro lado estar dentro del mismo coche y funcionar esté en movimiento el coche o no y desde 2018 también en motocicletas.

Las multas impuestas por estos radares suelen llegar al domicilio del infractor desde 3 meses después de cometer la infracción hasta un año. Al igual que las multas impuestas por las cámaras del centro de Madrid, pero las multas que se impondrán por acceder a Madrid Central son diferentes a las de los radares de carretera.

La DGT amplió su gama de radares añadiendo el Multirradar C, el cual es invisible ante los detectores de radares y controla el exceso de velocidad en carreteras de hasta seis carriles. Además, también se añadió el Traffic Eye, que está diseñado para capturar varias infracciones además del exceso de velocidad, y está equipado con una potente cámara que registra las infracciones que detecta con una fotografía.

El Radar de cinturón en cambio no mide velocidad si no que se sitúa en los semáforos y postes revisando al conductor, copiloto y a las personas en la parte trasera del vehículo en busca del cinturón de seguridad.

Aunque al principio solo se recibían advertencias con el tiempo empezaron a sancionar como la mayoría de radares. Curiosamente si este radar capta una infracción el que deberá pagar la multa será la persona que no llevaba el cinturón y no el conductor del vehículo.

Del pasado al presente de los radares

La primera vez que se usaron radares en España fue el 12 de marzo de 1970 en Madrid y Barcelona. Desde esos tiempos se han creado más tipos de radares como el radar de tramo el cual mide la distancia de un punto A hacia un punto B; así como su inclusión en helicópteros y avionetas. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) en España hay un aproximado de 2000 radares. La DGT cuenta con una página en la que recogen todos los radares de las carreteras españolas.

No todos los “radares” son puestos en funcionamiento para medir la velocidad. Este es el caso del Foto-rojo el cual toma en cuenta a los conductores que se saltan un semáforo en rojo, del mismo modo están los Helicópteros Pegasus que vigilan desde las alturas identificando las conductas peligrosas que puedan llevar a un accidente. Este además calcula la velocidad y si se considera un delito el helicóptero contacta con la guardia civil más cercana.

Aunque se les conozca coloquialmente como “radares” estos que vigilan cuando alguien no lleva el cinturón de seguridad o está hablando por teléfono son en realidad cámaras. Técnicamente “radar” es aquel que mide la velocidad pero se engloba el término ya que cumplen su función de aportar al mantenimiento del orden en el tráfico.

También está la llamada nueva generación los radares láser divididos en dos tipos, primero los llamados LIDAR por las siglas inglesas de “Light Detection And Ranging”. Los mismos funcionan igual que los otros radares por el efecto Doppler pero en lugar de ondas de radio usan un haz láser de luz infrarroja (invisible), este también es usado por los helicópteros Pegasus para medir la velocidad.

Los otros “radares”

Hay otro “radar” pero no uno como tal, sino una forma de medir la velocidad. Al recorrer una distancia entre un punto y otro, el radar se activará al pasar por el primero y calculará el tiempo empleado en recorrer la distancia hasta el punto final. Teniendo las variables de tiempo y distancia, es muy sencillo obtener la velocidad con una simple fórmula, por lo que, si supera la velocidad recomendada, el radar contará el trayecto como una infracción.

Para terminar, hay un radar bastante “temido” en dirección a Madrid ya que es el que más multas ha repartido entre el 1 y el 23 de enero. Específicamente es  “el radar del kilómetro 59,2 de la N-VI” según un informe este repartió un estimado de 54.000 multas y recaudó más de 2,57 millones de euros. Y hay otros radares famosos por la cantidad de multas que han entregado como: “km 76,3 de la A-44 en Jaén”, “km 256,7 de la A-7 en Málaga” y “km 127,6 de la A-15 en Navarra”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =