¿Qué pasa si le pones gasolina a un coche diésel?

Qué pasa si le pones gasolina a un coche diésel

En el mundo de hoy, donde cada vez todo parece moverse a mayor velocidad, es más probable que pequeños detalles o cosas cotidianas y rutinarias del día a día se nos pasen por alto, o cometamos un pequeño error sin darnos cuenta. Aunque en algunos casos esto no representa mayor inconveniente, existen algunas equivocaciones que por muy pequeñas que parezcan pueden generar problemas más serios. Por ejemplo, si le pones gasolina a un coche diésel.

De hecho, este es uno de los temores más generalizados entre los conductores y también uno de los más comunes, pues se ha hecho frecuente escuchar de alguien que se ha confundido al momento de repostar y ha puesto gasolina en vez de diésel a su automóvil.

Esto no es de extrañar, sobre todo tomando en cuenta que hace unos años atrás era más fácil confundir un combustible con otro, pues la boca de la manguera y el tamaño de los depósitos de gasolina y diésel eran casi idénticos en su tamaño. Hoy en día, tanto los modelos de coches más nuevos como las estaciones gasolineras han incorporado cambios que reducen la posibilidad de este error, pues el ancho de las entradas de depósito y de los broqueles de las mangueras son de un diferente tamaño, para distinguir a simple vista si se trata de gasolina o de diésel.

Sin embargo, siempre hay cabida para errores, y a continuación te explicamos todo lo que puede pasar, y lo que debes hacer, si te equivocas y le pones gasolina a un coche diésel.

Debes saber que la intensidad del daño dependerá de una variable muy importante: el momento en el que te percates del error. Es decir, será diferente si no has puesto el vehículo en marcha a si ya circulaste en el coche con el carburante equivocado.

1. Si le pones gasolina a un coche diésel, pero no lo has movido

Las consecuencias negativas de echarle gasolina a un coche diésel van en aumento con el tiempo que esté circulando, así que, si te das cuenta antes de arrancar o incluso antes de terminar de llenar el tanque, será mucho mejor y un poco más fácil reparar el error.

Una vez que hayas detectado la equivocación y aún estés en el surtidor de gasolina, no muevas para nada el coche, y tampoco introduzcas la llave para evitar que comience a entrar en circulación y llegue a la bomba el carburante equivocado.

Inmediatamente trata de avisar tanto a los trabajadores de la estación para que tomen precauciones en la gasolinera, como al servicio de asistencia en carretera para solicitar que una grúa se lleve el coche al taller. Si no posees los conocimientos técnicos y mecánicos y la protección adecuada, nunca intentes vaciar el depósito por ti mismo, porque puedes causar averías al sistema de alimentación del auto o incluso causar daños mayores como una explosión.

Una vez en el taller, se debe vaciar lo que pueda quedar de gasolina, así como limpiar y cambiar el filtro, y verificar que la bomba no se haya visto afectada.

2. Si le pones gasolina a un coche diésel y luego lo pusiste en marcha

Si has puesto gasolina en el coche diésel, lo encendiste y lo arrancaste, al circular comenzará a hacer ruidos fuera de lo común hasta que finalmente se detendrá solo. En este caso, los daños serán más grandes y de mayor importancia según el tiempo y la distancia que haya recorrido el auto. El sistema de alimentación se vería gravemente afectado.

Por ello, como en el caso anterior, es también necesario dejar de rodar el coche lo antes posible, buscar una grúa para trasladarlo a un taller y que de manera urgente el personal preparado para ello vacíe y limpie el depósito. Es preciso que se utilicen productos especiales para limpiar todas las partes por las que haya podido circular la gasolina, como la bomba de inyección del motor diésel, los inyectores y el filtro de gasoil.

En el caso de bomba de inyección, aunque sea vaciada y limpiada, los daños por ponerse en marcha con el combustible incorrecto son prácticamente irreversibles y reducen en gran medida su tiempo de su funcionamiento y su utilidad, por lo que lo más recomendable es sustituirla inmediatamente por una bomba nueva.

Tener especial cuidado con estas pequeñas equivocaciones puede ahorrarte más de un susto y reparaciones innecesarias de no ser por un error humano. Además, teniendo en cuenta que el calor está a la vuelta de la esquina, recomendamos que tengas presente también en aquellas averías que puede tener tu coche en verano, ya que puede significar contar con un coche cuidado en lugar de uno susceptible a averías.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 9 =