Cómo ahorrar combustible en invierno

Cómo ahorrar combustible en invierno

La eficiencia de los motores de combustión está llegando a su punto límite, según diversos estudios. Ya que estos son altamente ineficientes, entra en juego el papel humano para conseguir sacar el máximo provecho de ellos con el mínimo de inversión en combustible, ya sea gasolina o diésel. Ahorrar gasolina se ha convertido en un reto para muchos conductores que buscan ver reducido su consumo día tras día. A continuación, explicamos algunos puntos a tener en cuenta si quieres conseguir ahorrar unos euros al año al conducir tu coche.

  1. Mantén tu coche a punto

Realizar el mantenimiento cuando el fabricante lo recomiende es un punto clave, ya que un vehículo en mal estado puede derivar en un consumo excesivo de combustible, ya sea por un nivel bajo de aceite, ruedas deshinchadas o gastadas, un nivel de refrigerante por debajo del recomendado, etc.

  1. Evitar los famosos “trastos” del maletero

¿A quién no le ha pasado que echa en el maletero todo aquello que podría necesitar alguna vez en su vida? Ahora parémonos a pensar: de qué te sirve llevar esas cadenas de nieve en pleno invierno o por qué cargar con esa silla desmontada de aquí para allá durante una semana hasta que la puedas dejar en un sitio. Todos estos incrementos de peso acarrean un consumo innecesario de combustible, por lo que si quieres ahorrar diésel o gasolina tienes que pensar muy bien lo que vas a llevar en el coche y contar únicamente con lo verdaderamente necesario.

  1. Aprovecha al máximo el sistema Start&Stop

Hace tiempo comentamos las magníficas ventajas que tiene el sistema Start&Stop para el consumo de combustible. Aprovéchalo siempre que sea posible y verás cómo tu consumo en ciudad desciende considerablemente, sobre todo si en tu ruta te encuentras con varios semáforos.

  1. Usa la calefacción cuando sea necesario

El consumo que genera la calefacción afecta directamente al ahorro de combustible. Existen diversas formas de conseguir reducir el uso de la calefacción, por ejemplo, si en el exterior hace una temperatura agradable y es un día soleado y coges tu coche en el garaje, seguramente la temperatura en el interior sea algo más baja. Recuerda que, al ponerte en marcha, saldrás a la calle y el Sol calentará el interior, haciendo que la temperatura aumente.

  1. Evita acelerones y frenazos

Conducir tranquilamente hará que tu coche vaya a revoluciones más bajas, reduciendo el consumo de diésel o gasolina y consiguiendo un ahorro en combustible que, obviamente, notarás en tu bolsillo.

Ahora que el diésel está subiendo su precio sin miramientos, es un buen momento para intentar ahorrar en todo lo que se pueda y aquí te dejamos 5 buenas maneras de conseguirlo. Gastar menos gasolina o diésel está en la mano del conductor hacer uso de todo lo posible para conseguir gastar menos combustible en su día a día.

Si quieres dejar de lado los motores diésel o gasolina, los vehículos que funcionan con gas son una gran alternativa. Además de consumir mucho menos, el combustible es más barato y menos contaminante, por lo que ayudarás a reducir la contaminación de nuestras ciudades y del medio ambiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 17 =